Karla Juárez / Fotos: Gonzalo Ibáñez

El pasado 6 de septiembre, el equipo de EMWA Querétaro se vistió de gala en Casa del Molino, para la presentación de Girard-Perregaux, la emblemática firma de alta relojería, y cuyas colecciones estarán disponibles en la sucursal de Antea Lifestyle Center.

Clientes asiduos, amigos y amantes de la alta relojería se dieron cita en Casa Molino para ser parte de este gran festejo, así como para apreciar de cerca piezas icónicas. Los asistentes fueron recibidos con un coctel amenizado al son de música jazz, en el que pudieron platicar con los directivos y representantes de marca acerca de lo que se presentaría esa noche, dos de sus colecciones más destacadas: Laureato y Neo Bridges.

 

“Girard-Perregaux lleva años trabajando con EMWA, ellos se van expandiendo en México a la par de nosotros, es por eso que ahora estamos contentos de que nos acompañen en Querétaro también”, comentó Cédric Doffey, director de Girard-Perregaux en México.

 

“Pocas marcas son de manufactura histórica como la nuestra, tenemos alrededor de 227 años y algo interesante es la relación que tiene Girard con México, uno de los relojes estelares “La Esmeralda” perteneció a Porfirio Díaz hace 150 años, incluso se encontraron en el Castillo de Chapultepec elementos de mucha antigüedad”, dijo Eleazar Goldberg, director comercial de EMWA.

El momento de gala siguió con una cena de cuatro tiempos, en la que Cédric Doffey, acompañado de representantes de EMWA como Eleazar Goldberg, Araceli González y Paty Orozco, dio una calurosa bienvenida agradeciendo a todos por ser parte de la familia EMWA, la cadena de alta relojería más importante en México.

“Para consentir a nuestros clientes, que mejor dicho son nuestros amigos, hacemos eventos como el de hoy, acercándolos y brindándoles una experiencia distinta”, explicó el director de EMWA. Para cerrar con broche de oro se presentaron los esperados relojes; algunos de los presentes se probaron los artículos aprovechando la velada para salir con un nuevo y exclusivo Girard-Perregaux.

“Cada vez nuestros clientes exigen más la alta relojería, cada vez notamos cómo el mercado se interesa más; sin duda, nos obliga a evolucionar constantemente”, concluyó Eleazar Goldberg.