Karla Juárez / Fotos: Cortesía

Los emprendedores hermanos Gómez, ansiosos por adentrarse en el mundo culinario, optaron por abrir un espacio enfocado al entretenimiento mezclado con la deliciosa gastronomía de mariscos; lo principal es ofrecer preparados de calidad aunados a un ambiente relajado y precios razonables. Fue así que surgió La Barra. 

La Barra abrió sus puertas al público queretano hace pocas semanas; su decoración encaminada al estilo “greenery”, en el que imperan muros verdes, bambú en los rincones del lugar y luces cálidas crean un concepto informal en el que todos son bienvenidos. En cuestión de diversión destacan los miércoles de salsa, una velada dedicada cada semana al conjunto de ritmos y sonidos nacidos en el Caribe, la música en vivo corre a cargo de una agrupación cubana que se encarga de amenizar la visita de cada comensal.

Los jueves, viernes y sábado el recinto es engalanado por las noches con la presencia de un DJ de la casa. “El plus aquí es el lugar, está precioso. La atención está dedicada a favorecer a nuestros clientes. Los precios en comida y bebida son accesibles, además la calidad y frescura de nuestros productos nos caracteriza”, expresa José Gómez, cofundador. Por las tardes, La Barra recibe sobre todo a familias que gustan de disfrutar de las creaciones destacadas del menú, las cuales son cocinadas con la dedicación especial de la chef Olga.

Algunos de los platillos favoritos son: mejillones al vino blanco, camarones al tempura y la especialidad de la casa, esmedregal con especias..

Algunos de los platillos que se han convertido en los favoritos son: mejillones al vino blanco, camarones grandes al tempura y la picaña, pues aunque es un restaurante de mar también cuentan con excelentes cortes de carne. No pueden faltar los cocteles de mariscos, ceviches, tostadas y tacos de distintas delicias provenientes de la costa del país. Una de las especialidades de la casa, que sin duda ha brillado, es el esmedregal con especias, también conocido como cobia.

 Para acompañar o simplemente para copear cuentan con una variedad de bebidas, con y sin alcohol, desde cocteles con gin mezclados con ingredientes naturales como pera, ralladura de genjibre o jalea, hasta las clásicas naranjadas. “Lo que nos separa de muchos lugares es la experiencia que proponemos para los clientes. Ellos se convierten en nuestros amigos, por lo que nos gusta cuidar de ellos. La bebida, la comida, la música y todo lo que hace a La Barra tiene que ser excelente”, concluye José Gómez.

“Lo que nos separa de muchos lugares es la experiencia que proponemos para los clientes, ellos se convierten en nuestros amigos, por lo que nos gusta cuidar de ellos”.

José Gómez, cofundador de La Barra