Por JetSetera / Fotos:Ixi’im

El restaurante mexicano Ixi’im fue reconocido por su arquitectura en los premios Prix Versailles 2018, el pasado 15 de mayo, imponiéndose como el mejor del mundo en ese ámbito comercial. El proyecto arquitectónico de este espacio, ubicado en Chocholá, Yucatán, estuvo a cargo de  Paulina Morán, Jorge Bolio Arquitectura, Lavalle / Peniche Arquitectos, Mauricio Gallegos Arquitectos y Central de Proyectos SCP.

El espacio del restaurante destaca por la reutilización de la casa de máquinas de una antigua hacienda henequenera, cuyo esplendor productivo fue en la segunda mitad del siglo XIX y posterior decadencia en la segunda mitad del siglo XX. El conjunto hacendario está constituido por estructuras independientes, entre ellas la casa de máquinas, que conforman el espacio público o plaza principal. Un eje norte-sur conecta, desde su origen, el casco principal de la hacienda con otros asentamientos cercanos. De esta forma, la propuesta parte de establecer una pausa en dicha circulación mediante un umbral sutil que contiene virtualmente el espacio de acceso a la ruina.

Cabe recordar que el Prix Versailles es entregado por la Unión Internacional de Arquitectos junto con la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) y premia las obras de arquitectura comercial de calidad alrededor del mundo (hoteles, restaurantes, tiendas y centros comerciales), tanto en su diseño exterior e interior; el premio busca fomentar una mejor interacción entre la economía y la cultura desde el ámbito de la arquitectura.

“El nuevo período en el que entramos demanda calidad en todas las cosas: la cultura debe salir de su torre de marfil sin excluir la dimensión comercial y, viceversa, el comercio debe adoptar progresivamente los objetivos de defensa del medio ambiente, calidad, creatividad e innovación”, señala la organización del Prix Versailles. 

Asimismo, en la edición 2018, celebrada como cada año en la sede parisina de la Unesco, otros proyectos mexicanos fueron reconocidos como los mejores en su ámbito a nivel Norteamérica, tal fue el caso de la tienda Louis Vuitton México Masaryk, en la capital del país, reconocida por su diseño interior; en la categoría de Centro Comercial, el ganador absoluto fue Il Mercato, en Saltillo, Coahuila, mientras que por su arquitectura exterior el premio fue para Vía Vallejo, en la CDMX; en cuanto a la mejor arquitectura exterior en hoteles, ésta fue para Rosewood Puebla, y por último, otro restaurante mexicano fue reconocido, éste por su diseño exterior, Piedra Sal en la Ciudad de México.