Por JetSetera /Fotos: NIZUC Resort & Spa

Como emergiendo de las aguas turquesa del Caribe y la laguna Nichupté, se encuentra NIZUC Resort & Spa, espacio donde el lujo y buen gusto se integran a la naturaleza para ofrecer una experiencia única en Cancún.

Concebido por el estudio internacional de Jean Michel Gathy y desarrollado tanto en la estructura como en el interiorismo por el prestigioso arquitecto mexicano Alejandro Escudero, NIZUC Resort & Spa destaca por ofrecer no solo el lujo y amenidades que todo viajero premium requiere, sino que su arquitectura regala la perfecta integración a la espectacular naturaleza del Caribe mexicano y al espíritu de la milenaria cultura maya, transmitiendo de inmediato esas sensaciones al visitante.

Cada espacio del hotel, a lo largo de 12 hectáreas y 274 suites y villas, privilegia esta conexión con la naturaleza, desde el diseño minimalista y moderno, —donde elementos como la madera y la paleta de colores tierra y grises se combinan con la vegetación circundante y los tonos azules del mar, creando una atmósfera de frescura— hasta la decoración que integra armónicamente referentes de varias partes del mundo, dotando de un aire cosmopolita con acento en la cultura local.

La muestra más representativa de esta armonía entre diseño y naturaleza es la de un gran espejo de agua en el Lobby que, junto con las cinco hermosas piscinas de mosaico negro, confluye con el horizonte.

Experiencia gastronómica mundial

El carácter cosmopolita se vive sin lugar a dudas en la comida, por eso, de la mano del chef Sylvain Desbois, el recorrido culinario que ofrece NIZUC Resort & Spa abarca sabores del mundo, por mencionar algunos : Ramona es su restaurante insignia, que ofrece alta cocina mexicana, con recetas tradicionales reinterpretadas con un toque contemporáneo, mientras que Indochine es un paseo gustativo por diferentes regiones de Asia en un ambiente acogedor orientado al espejo de agua y con el mar al fondo.

Terra Nostra sirve lo mejor de la cocina mediterránea: pastas hechas de manera artesanal e ingredientes de origen selecto combinados de manera magistral. La Punta es un original restaurante con espacios para cuatro personas cada uno, con una vista relajada al mar o al jardín; cortes de carne, pescados y mariscos a la parrilla son los protagonistas del menú. NI es un espacio que se abre completamente al mar y sirve un menú de cocina peruana.

En cuanto al bar, hay dos opciones: Havana Bar ofrece puros y cocteles variados en un ambiente cubano, ya sea en la terraza con hermosas vistas o en el recinto interior estilo biblioteca, y Bar A ́kan, en el área del lobby en una estructura que emula un arrecife de coral, ofrece una gran variedad de mezcales y tequilas. Aquí cada uno de estos espacios:

De negocios o esparcimiento

Pensando en el mundo de los negocios, dentro de las instalaciones existe un Centro de Convenciones con un salón de 650 m2 y dos salones de 100 m2 cada uno, con todos los servicios necesarios para el éxito de cualquier evento, mientras que para los espacios de relajación previos o posteriores a las reuniones, hay dos canchas de tenis que operan con una alianza con la prestigiosa academia Peter Burwash International (PBI).

La necesidad de relajación no podía obviarse en este espacio, por ello su SPA, bajo la firma británica ESPA, cuenta con18 cabinas para tratamientos, incluyendo una cabina Thai y dos villas de lujo con alberca privada para rituales de pareja. Cuenta además con gimnasio, estética y un circuito de hidroterapia guiado con zonas separadas para damas y caballeros.

De esta forma, una nueva manera de vivir el lujo, cultura y naturaleza del Caribe mexicano te aguardan en NIZUC Resort & Spa.