Karla Juárez /Fotos: Luis Sánchez

Miles de amantes del golf pisan año con año el campo de El Campanario Residencial & Golf con la intención de disfrutar de uno de los deportes de mayor grado de precisión y concentración.  Sus más de 7,458 yardas de longitud albergan distintos torneos importantes, los cuales reciben a personalidades destacadas en el ámbito tanto a nivel nacional como internacional. El Torneo de la Ciudad de Querétaro es uno de ellos, en donde participan los tres clubes más importantes, Juriquilla, Campestre y, por supuesto, El Campanario.

Otro de los más importantes es el Torneo Anual, en el mes de mayo y en el que esperan a más de 400 jugadores. Para culminar con la lista está la Copa Campanario, la cual es exclusiva para los socios del club y es uno de los últimos eventos del año, en noviembre.

El green fue diseñado por Von Hagge, Smelek and Baril, una firma internacional que combinó a la perfección el toque de la naturaleza con la vanguardia, sofisticación y diseño arquitectónico que caracteriza al propio residencial.

Sus 23 lagos artificiales destacan entre los 18 hoyos par 72 de categoría campeonato —en los que amateurs y profesionales gozan de un juego excepcional— lo cual además de hacer visualmente emocionante representa un reto interesante en cada swing.

La base del campo cuenta con pasto Ryegrass y Kiyuko, convirtiéndolo por ésta y muchas más razones en uno de los favoritos en el ambiente golfístico no solo del estado sino a nivel república. Los socios son consentidos todos los días por el departamento encargado de esta zona, cuentan con servicios exclusivos para promover y facilitar la práctica del deporte, así como la posibilidad de ser partícipes de torneos en distintas categorías y sedes.

Otro plus para los asociados es la presencia de un amplio staff de profesores capacitados que imparten clases con la finalidad de que los jugadores aprovechen al máximo cada centímetro del campo y que con el paso del tiempo aumenten el nivel de juego.

Para los más pequeños y jóvenes también existen clínicas que los impulsan a sacar a las talentosas estrellas que llevan dentro. En caso de que miembros de otros residenciales o curiosos del golf gusten practicar dentro de las instalaciones únicamente deben pagar un green fee, pues el objetivo del club es unificar a la comunidad a través de una sana convivencia.

El green fue diseñado por la prestigiosa firma Von Hagge, Smelek and Baril, combinando naturaleza, vanguardia y sofisticación del residencial mismo.

El pasto Ryegrass y Kikuyo lo hacen uno de los favoritos de los jugadores en el Bajío.