Por JetSetera/ Fotos: Club Campestre de Querétaro

Club Campestre de Querétaro tiene el campo de golf de mayor tradición en el estado y uno de los más bellos del Bajío. Francisco Pesquera García, Manuel Urquiza Septién, Luis Álvarez Urquiza y Pedro Fernández Rubio tuvieron una gran visión en 1954 para hacer de unos extensos terrenos un espacio único dentro del paisaje queretano: el Club Campestre de Querétaro.

El campo sería diseñado por Percy Clifford, quien aparte de ser un excelente jugador, era un magnífico arquitecto y dejó su estilo en el green del Campestre. Hoy día el campo tiene 7,100 yardas de marcas negras con 18 hoyos, de los cuales 10 son par cuatro, cuatro son par tres y cuatro son par cinco para un total de 72 golpes para el par de la cancha.

El pasto de los fairways es Kikuyo y son amplios en términos generales; sus greens son Bent Grass y son grandes y con no mucho movimiento, excepto en los hoyos 10, 11 y 12 que sí tienen caídas pronunciadas, lo cual se convierte en un buen reto para el jugador. Existen 32 trampas de arena blanca a lo largo del recorrido que contrastan con el verde del campo y  hacen lucir más el estupendo mantenimiento que se da a las pistas.

Refugio natural

Pero no solo los amantes del golf quedan maravillados por la belleza del campo del CCQ, pues es un espacio donde la flora y fauna local se han asentado: 4,576 árboles forman parte del rough, donde destacan algunos muy antiguos como son los mezquites, los pirules y los nogales, mientras que gran variedad de aves han hecho aquí su hábitat, como grandes parvadas de pericos.

 

 

El campo fue diseñado por Percy Clifford, quien aparte de ser un excelente jugador, era un magnífico arquitecto.

El pasto de los fairways es Kikuyo y éstos son amplios, mientras sus greens son Bent Grasss.