Román Ronces

La Navidad es la época mágica del año en la que podemos creer que nuestros sueños se pueden cumplir, es el preludio de un nuevo año que llega repleto de nuevos proyectos y oportunidades y sin duda es la temporada más bonita del año, nos llena de amor, entusiasmo y felicidad por lo que queremos expresarlo y la mejor manera de hacerlo es por medio de la decoración.

Decorar la casa en Navidad nos permite mostrar a los demás nuestros  sentimientos  y personalidad, lo que somos interiormente, cómo nos sentimos  y qué es lo que nos gusta.

Sobriedad nórdica

Las tendencias en decoración navideña para este año son variadas. Una de ellas es el estilo nórdico, que se caracteriza por el uso  de tonos fríos,  azules claros, oscuros, blancos, en menor medida verdes,  éstos combinados junto a detalles y accesorios transparentes,  y son imprescindibles  los elementos naturales, sobre todo la madera. Generalmente los adornos suelen ser de formas simples y de diseño poco vistoso, de esta forma se crea una atmósfera sencilla y tranquila.

Uno de los conceptos más importantes en la decoración nórdica es la pasión por los materiales naturales, así que nada mejor que utilizar materiales como fieltro de lana, yeso o ramas de pino.

El árbol navideño nórdico suele ser más sencillo que el nuestro. Los moños brillan por su ausencia, y las clásicas esferas brillantes dejan paso a colgantes más cotidianos como campanillas, pájaros o simplemente nada.

Color blanco y elementos de la naturaleza, follaje, son los protagonistas del minimalismo sueco para esta temporada.

Rústico vintage

El estilo rústico vintage se logra utilizando diseños simples y naturales, la idea es aportar calidez al ambiente. Para ello los materiales deben estar confeccionados con madera, ramas de pino, macetas de barro, listones de yute, lo que resulta en una opción económica, una cesta de mimbre con troncos de madera y unas luces navideñas conforman un hermoso detalle navideño. También se pueden incorporar objetos antiguos o con aspecto desgastado, como marcos de madera o envases metálicos viejos. En cuanto a los colores, los neutros que remitan a lo natural son los más indicados, así los tonos crudos, el nude, el beige, blanco y plateado son los convenientes.

 

 

“En cuanto a los colores, los neutros que remitan a lo natural son los más indicados: nude, blanco, beige y plateado.”

Los pinos nevados son una de las opciones que más llaman la atención  para esta Navidad porque se busca crear decoraciones más sencillas, con estos puedes crear combinaciones sutiles para complementarlos con el estilo de la casa, las velas decorativas alrededor de los adornos agregan calidez. La decoración de un solo color también es una buena idea, se puede elegir el blanco, azul, verde, rosa, dorado, etc. Pero que cada detalle de la casa tenga toques de este color, así todo se verá armonioso.

Combinar ornamentos de diferentes tamaños le va a dar más dimensión al árbol navideño, se pueden combinar cosas grandes con esferas pequeñas, también diferentes formas al mismo tiempo. Agregar detalles para decorar cada espacio de la casa, pinitos en cestas o en recipientes metálicos y detalles en madera le darán un aspecto rústico y cálido al espacio. Los colores  tienen una gran importancia en la decoración navideña, permitiendo aportar más personalidad a cualquier espacio. Los colores que no faltan nunca en una decoración de navidad, son el rojo, verde y blanco. No obstante, se dispone de otras combinaciones de colores  o simplemente crear una decoración monocromática.

Román Ronces es decorador de interiores; encuentra más de sus propuestas en Facebook.