Karla Juárez/ Fotos: Gonzalo Ibáñez

La Hacienda es un concepto enmarcado en la arquitectura del Siglo XVII, el ambiente acogedor lleva a los comensales hacia una experiencia culinaria donde lo más importante es que cada uno deguste el platillo de su elección cómoda y exquisitamente.

La cocina está a cargo de los chefs Fidel Luna y Emilio Cruz, este último pertenece al equipo de trabajo desde hace 20 años. Su carrera comenzó desde 1980 en León, cuenta que en ese tiempo trabajaba y estudiaba a la vez para poder continuar con su sueño de ser chef. Con el paso del tiempo, su talento le ayudó a dirigirse a importantes restaurantes en Quintana Roo y Querétaro.

“Mi mamá me metió a este mundo, desde que me acuerdo yo le ayudaba a preparar la comida de la casa.”, remora Emilio Cruz. Una de sus especialidades es la comida italiana, así como la francesa, y en Los Laureles puede desempeñar ese gusto al incluir algunos detalles en los preparados mexicanos, creando esporádicamente platillos que fusionan diferentes culturas.

Chiles en nogada con toque queretano

Conmemorando las próximas Fiestas Patrias, Los Laureles, como cada año, incorpora al menú un preparado muy mexicano: chiles en nogada. Este platillo es representativo de la cocina poblana, y según cuenta la historia no oficial, fue servido por primera vez en 1821 a Agustín de Iturbide por un grupo de monjas agustinas después de firmar los Tratados de Córdoba.

La intención era representar en un platillo los colores de la bandera de las Tres Garantías, enarbolada por Iturbide: blanco, verde y rojo. Existen varias versiones que relatan la creación de este peculiar preparado, el cual solo se sirve en los meses de agosto y septiembre debido a que la nuez de castilla y la granada solo se dan en esta época.

Los queretanos de corazón saben que los chiles en nogada de Los Laureles son un clásico de la ciudad, pues su “versión” fue creada hace unos siete años dentro de la cocina del restaurante. Consiste en un chile poblano escalpado relleno de una mezcla de carne de res, apio picado, cebolla, almendras, pasas, nueces, acitrón y en ocasiones piña caramelizada en trozos; todo esto guisado con mantequilla y bañado con una salsa batida con nuez de cáscara de papel y queso crema, y con los típicos granos de granada y el perejil.

Los queretanos saben que los chiles en nogada de Los Laureles son un clásico de la ciudad en esta temporada.

Otras delicias

Y si quieres degustar otros antojitos muy mexicanos, en Los Laureles puedes probar desde carnitas, enchiladas, quesadillas y tacos hasta molcajetes, sopas o cochinita pibil. Aunque en la carta siempre pueden sorprenderte con deliciosas propuestas:

“Lo mejor de la cocina de nuestro país son las salsas. En México tenemos una cantidad inimaginable de chiles. Ahorita por ejemplo acabamos de crear una fusión oaxaqueña con camarón seco y chile morita”, narra Emilio Cruz. Asimismo, otros platillos estelares son los diferentes moles preparados por el chef Fidel Luna.