Karla Juárez / Foto: Gonzalo Ibáñez

Bruce James, director del Hotel Matilda, en colaboración con el Hotel Rosewood, encabezó el primer evento interactivo en el ramo gourmet: Mercado de Arte y Gastronomía (MAG). Del 13 al 16 de julio recintos de San Miguel de Allende recibieron a algunos de los mejores chefs, artistas visuales, mixólogos, bodegas de vino, entre otros productores a nivel nacional.

El festival promete repetirse año tras año, sorprendiendo cada vez más a los asistentes y se pretende que con el paso de tiempo se expanda a otras ciudades. En esta ocasión destacó la participación Enrique Olvera, el chef mexicano fundador de Pujol, restaurante seleccionado como el número 17 entre los 50 mejores comedores del mundo y el tercero en Latinoamérica.

Su presentación consistió en una cena de apertura dentro de Moxi, contó con platillos tradicionales de alto nivel como tostada de sardina en escabeche, tamal de lengua de res con quelites y pesca con puré de frijol, mayonesa de chipotle y hoja santa.

 

“Tengo que agradecer a todos los que han participado en este esfuerzo, quienes contribuyen a hacer este festival o este mercado distinto a lo que se ha hecho antes en San Miguel. Gracias a la gente que viene y nos apoya asistiendo, es lo más importante”, dijo Enrique Olvera.

Todos los tiempos fueron acompañados con vinos por parte de los viñedos de Monte Xanic, creando una experiencia de degustación completa. En la mesa se sirvieron los mejores licores de la casa: Sauvignon Blanc, Petit Verdot y Syrah.

Para finalizar la velada llegó el momento del postre, consistió en un cuarto interactivo decorado con elementos comestibles como nubes de algodones de azúcar y vitrales montados en las paredes con gelatinas de distintos sabores.

“Esto es una exhibición de postres, en donde la parte principal es el helado, es como mi especialidad en este momento. Tenemos distintas variedades, tequila-limón, nopales cristalizados, pan y helado de maíz, sorbete de zapote con naranja y un helado caliente con un biscocho de chocolate y preparado de roble”, nos explicó Fernanda Robledo, repostera encargada del montaje.

“MAG es un evento enfocado mucho al arte, me gusta mucho que la parte del postre es el momento lúdico y feliz. Es como cuando eres niño y te dicen que si te portas bien te van a dar un pastel. Bueno pues aquí jugamos un poco más con esto, cuando hacemos este tipo de intervenciones vemos que hasta la gente más escéptica participa”, complementó Robledo.

“La expectativa es muy alta, no puede ser de otra manera si venimos a comer de la mano de Enrique. Soy un fanático de la comida mexicana, he vivido en este país, debo decir que estoy enamorado de México”: Fernado Trocar, chef argentino presente en MAG 2017.