Si ya por sí solo el  520 West 28th —primer edificio residencial creado por el despacho de Zaha Hadid en Nueva York— era una grata sorpresa visual al romper con los patrones típicos de la arquitectura de la ciudad, su interior confirma lo espectacular y vanguardista de la propuesta de la prestigiada firma de arquitectura.

La integración de cada una de las 39 residencias con la perspectiva “orgánica” y “natural” de Hadid es evidente, con espacios amplios, llenos de luz y sobrios sin perder el acento de lujo en la decoración. Aquí una muestra de las residencias que sin duda serán de las más deseadas en el oeste de Chelsea el siguiente año:

Fotos: 520 West 28th

 


Living room. El suelo de roble 
blanco con tablones anchos
añade calidez y textura
a lo largo de cada residencia.

Las curvas que fluyen a lo largo de la estructura de la fachada encuentran eco en la decoración y escaleras del interior. 

La luz invade las habitaciones mientras que ofrece amplias y onduladas vistas al exterior. 

La cocina fue diseñada en colaboración con la firma italiana Boffi, privilegiando los materiales más lujosos, como el mármol blanco esculpido. 

Cada espacio procura objetos de diseñador que acentúen la visión moderna y funcional de las residencias.

Balance visual perfecto dado por el mármol blanco y negro de Nero Marquinia, con bañera Teuco Guzzini y accesorios Dornbracht.

El edificio ofrecerá 39 residencias únicas en el lujo y arquitectura, que pretenden dar un giro al estilo de vida la ciudad en cuanto a espacio y diseño se refiere. La estructura y fachada de metal es lo que destaca de esta obra, donde una serie de curvas crea un patrón  que va uniendo los niveles de la torre, el exterior con el interior y ofrece terrazas espectaculares.