Fernando de la Mora cerró con un concierto muy mexicano la noche de los festejos por el Centenario de la Constitución en el Estadio Corregidora, luego del estreno del espectáculo macromultimedia preparado ex profeso para este festejo nacional.

Precisamente, el espectáculo previo sorprendió con la magnitud de su ejecución, más de 500 artistas en escena, que recrearon los acontecimientos que fueron dando lugar al nacimiento de la Constitución, contextualizando mediante proyecciones multimedia y la voz del primer actor Héctor Bonilla, al tiempo que la Orquesta Filarmónica, la Sinfónica del Estado y el Conservatorio daban acompañamiento musical.

Fernando de la Mora cerró la noche

Aun cuando se había anunciado en el programa que el tenor cantaría con el Mariachi Gama Mil, éste sorprendió al incluir en su show a la Orquesta Filarmónica del Estado, con quienes inició el concierto entonando Granada, de Agustín Lara, a los que le siguieron otros como, Mucho Corazón, Amor de mis Amores, entre otros clásicos del repertorio nacional, no sin dar espacio a la interacción con parte de los más de seis mil asistentes al estadio, ante quienes extendió su reconocimiento: “ […] debemos estar orgullosos por el país que tenemos, pero lo mejor, su gente”, hasta que terminó esta primera parte de su programa, dando paso a otra pieza de nuestra identidad musical, el Huapango de Moncayo.

Tras este breve intermedio, el tenor reapareció para interpretar temas como Júrame, Frenesí y Bonita, dedicada a las mujeres que asistieron al estadio; tras una hora, era turno del repertorio de mariachi, donde el Gama Mil calentaba el ambiente al Son de La Negra, para luego dar paso a clásicos como Serenata Huasteca, Cucurrucucú, Paloma Negra, Amor Eterno, entre otros. Finalmente fueron las composiciones de José Alfredo Jiménez las elegidas por el tenor para cerrar con un pupurrí una noche muy mexicana por el centenario de la firma de la carta magna.

Fotos: Gonzalo Ibáñez