El Festival Internacional de Cine Judío en México arribó este fin de semana a la ciudad de Querétaro. Con el slogan de Proyectando un mundo mejor y bajo el concepto de “reparar el mundo” (Tikún Olam), la selección de siete filmes se presenta desde el día 3 de febrero y hasta el día 9, en Cinépolis Esfera.

La selección proyecta películas que ilustran la valía de la diversidad. Se trata de historias que “de alguna forma giran en torno al tema de las diferencias y de qué forma podemos reconciliarlas a través de las artes o a través de la más sencilla convivencia”, explica el festival en su presentación.

La historia de Amos Oz

La muestra la encabeza Una historia de amor y oscuridad, dirigida, actuada y coescrita por Natalie Portman. Se trata de la historia del escritor israelí Amos Oz, sus inicios y la compleja relación con su madre, en el contexto del final del mandato británico en Palestina y los primeros años del Estado de Israel.

El ingrediente Secreto

Un viejo panadero judío lucha por mantener su negocio a flote, hasta que su joven aprendiz, africano musulmán, arroja cannabis en la masa y envía las ventas hacia el cielo con el ingrediente secreto. Una comedia que de paso puede llevarnos a la reflexión en torno a la legislación de las ciertas drogas.

Fiebre al amanecer

En 1945, después de ser liberado de un campo de concentración, Miklós es tratado en un hospital sueco. Los doctores le han diagnosticado una severa enfermedad en los pulmones y le han dicho que le quedan seis meses de vida. Sin disposición a rendirse, Milkós decide buscar una esposa con la que pueda iniciar una nueva vida, por lo que envía 117 cartas a chicas que están internadas en hospitales de Suecia.

Caracoles en la lluvia

Tel Aviv, Verano de 1989. Boaz, es un joven y seductor estudiante de lingüística, que recibe cartas anónimas de otro varón, situación que socava su identidad sexual y la pacífica vida con su amada novia.

Consulta la cartelera completa en el sitio oficial del FICJM.