Karla Castillo

Querétaro es un estado que se caracteriza por su amplia cultura vinícola y hoy repunta como una de los mejores productores de este elixir. Y qué mejor oportunidad para comprobarlo que el brindis de las celebraciones de año nuevo,  disfrutando de lo mejor de la cava de uno de los mejores viñedos queretanos: La Redonda.

Con una historia de más de 38 años como vinicultores, la familia Bortoluz ha emprendido la elaboración de 40 etiquetas, materializando la tradición de los viñedos propios. En una plática con el enólogo del lugar, Miguel Ángel de Santiago Zavala, pudimos obtener algunas recomendaciones ideales para degustar en la próxima celebración de fin de año: al contar con diferentes líneas según el tiempo de añejamiento, las etiquetas de La Redonda son ideales para acompañar cada momento de los festejos de año nuevo.

 

Para comenzar los festejos, en su línea La Redonda puedes optar por un tinto seco, tinto joven, tinto malbec cabernet o un rosado semiseco bien frío; por otra parte, entre la división univarietal encontrarás de tres a cuatro vinos según la temporada realizados con una sola variedad de uva ya sea syrah, malbec o cabernet.

En cuanto al momento del brindis, será oportuno descorchar el espumoso dulce perteneciente a los Orlandi, los cuales pasan alrededor de 12 meses en barrica, ya sean tempranillo, malbec, cabernet, etc.

Por otra parte recomienda ampliamente, ya que es una ocasión especial, degustar vinos de más crianza, es decir aquellos que se conservan en por 20 meses en barrica de roble americano, es decir la línea Altiplano, vinos monovarietales.

Finaliza la noche destapando la botella de la selección Gran Reserva Sierra Gorda, de barrica americana y francesa a base 100% de uva merlot con 60 meses entre barrica y botella, se trata del vino premium de la compañía. ¡Salud!