Luis Ángel González/Fotos: Bulova/Howard Miller

Comer 12 uvas y pedir 12 deseos al llegar el año nuevo es una tradición decembrina muy extendida en México y algunos países de Sudamérica, no obstante se trata de una costumbre de origen español resemantizada en nuestro país, puesto que en la madre patria se cuenta que esta tradición nació con un sentido irónico y de protesta: se cuenta que en 1882 el alcalde de Madrid decidió imponer un impuesto a quienes salieran a recibir a los Reyes Magos el 5 de enero, festejo que derivaba sobre todo en borrachera. Fue entonces que un grupo de madrileños, en tono de burla contra la clase burguesa que solía dar la bienvenida al año nuevo bebiendo champán y comiendo uvas, salió a las calles, concretamente a la Puerta del Sol, a comer uvas mientras sonaban las campanas.

Independientemente del origen, si este 31 de diciembre vas a celebrar el año nuevo probando uvas y pidiendo doce deseos, hazlo a ritmo de las campanas y melodías de estos relojes de mesa y pared, que te harán recibir con mucho estilo los primeros segundos del 2017.

 

Toque clásico

Pide tus doce deseos, al compás de las tres melodías de el Saybrook de Bulova: Westminster, Ave María o Bim-Bam. Conserva líneas tradicionales: caja de madera tipo cerezo, Copete tallado decorado estilo corona con división al centro. Punto de atención es su carátula estilo Viena con números arábigos, su péndulo es un elegante tipo lira.

Con Bluetooth

Olvídate de los silencios incómodos en la mesa, o de las preguntas de la tía típica de estas fechas… Merrick es el reloj de mesa de Bulova que incorpora Bluetooth y altavoces para que puedas sincronizar tus dispositivos y escuchar música, incluye también placa al centro para grabar y personalizarlo.

Inspirado y estético

Harley Bradley Clock forma parte de la colección Frank Lloyd Wright de Bulova. Está inspirado en la casa de B. Harley Bradley, diseñada por Wright, cuyos bellos cristales y patrones geométricos son retomados en esta obra de la firma neoyorquina.

De Howard Miller

Kristy es una de las propuestas de la firma Howard Miller para relojes de pared, destaca la sobriedad en su diseño: desde su acabado Espresso en maderas selectas hasta en la carátula, con dial blanco con bisel acabado en níquel y el sobrio estilo de las manecillas.

De chimenea

El centro de atención en tu cena de año nuevo será este reloj de chimenea de la misma marca, cuya apuesta en este modelo es el movimiento esqueleto, con acabados en plata y resguardado por un cristal con elegantes esquinas, todo enmarcado en ébano Macassar.