Un motivo más para visitar San Miguel de Allende lo da Casa Dragones con su nuevo tasting room. El nuevo bar se localiza en la casa Dôce 18, que alberga galerías, boutiques y restaurantes. Su peculiaridad reside en el concepto de lujo e intimidad que le da vida: se trata de un bar con solo seis asientos, en cuyas paredes y techo destaca la obsidiana, como en los campos de agave de la Casa, reflejando, literalmente, el terroir y origen de la firma tequilera.

La arquitectura fue obra del reconocido despacho neoyorquino Meyer Davis y la diseñadora de interiores Gloria Cortina, y se emplearon 4000 mosaicos de la piedra mexicana para crear un ambiente sensorial que traslade al visitante a los orígenes de esta emblemática bebida.

Puedes apartar tu reservación en la página web de Casa Dragones para tu siguiente visita y disfrutar de una cata completa de la marca, o para alguna fecha en que los mixólogos residentes brinden su degustación de coctelería.

Los muros de obsidiana transportan al origen de la firma tequilera. Fotos: Casa Dragones